Drugstore Galería comercial | #VITRINADRUGTORE: TULLY SATRE Y SU EXHIBICIÓN EN LA GALERÍA Tiendas Exclusivas en Providencia

Blog

8 noviembre, 2018

#VITRINADRUGTORE: TULLY SATRE Y SU EXHIBICIÓN EN LA GALERÍA

  • Comparte en tus redes

El artista de origen estadounidense cuenta cómo es su proceso creativo a la hora de trabajar y cuáles son las influencias que ha tenido en su vida.

“Hoy estoy particularmente fascinado con las palomas. Principalmente porque hay una que me ha visitado casi todos los días, desde abril, en mi casa y taller ubicado en el sector de Bellas Artes. Son criaturas realmente asombrosas y muy mal entendidas”. Es lo que dice Tully Satre, pintor, escritor y artista visual de origen estadounidense, quien llega a vitrina Drugstore con una llamativa y singular exposición.

Se trata de una muestra minimalista de tan solo dos pinturas, llamada Dos obras, que exhibirá por primera vez de manera pública. Una es una pintura de un hombre y la otra de una mujer; ambos llevan sombreros y posan como si estuvieran frente a una selfie. “Ambas personas han jugado un papel importante por mi paso en Chile y han dado forma a mi experiencia en este país”, cuenta Satre.

El artista lleva cinco años en suelo chileno, después de haber recorrido varias ciudades del mundo, estudiando y perfeccionándose en su disciplina: las bellas artes. Es lo que estudió en The School of the Art Institute de Chicago y lo que perfeccionó en The Royal Academy of Arts de Londres.

Junto a su actual fascinación por las palomas, Tully hoy trabaja en una colaboración con el diseñador de modas Matías Hernán, donde ha podido “aplicar el diseño a las cosas que se deben usar en el cuerpo”. Su compromiso hoy -dice- es total con su taller, “como artista y en mi identidad como pintor”. “Y no lo digo como una pequeña declaración, sino que para decir que cuando eres pintor es un compromiso de vida”, agrega.

 

“Mis intereses son diversos y cambian dependiendo de lo que estoy trabajando. Ahora mismo es moda y palomas, pero mañana podrían ser plantas o bicicletas. Todo esto encuentra un camino de regreso a mi taller, donde tomo partes y piezas diferentes, traduciéndolas en un resultado completamente distinto. El acto de pintar para mí es suficiente motivación; la parte más difícil es entrar en el estudio, pero una vez que estoy allí, estoy bien”, relata.

Desde que está en Chile, Satre se ha enfocado en pintar a las personas que están a su alrededor, en una línea similar a las obras que exhibirá en Vitrina Drugstore. A comienzos de año, por ejemplo, expuso una serie de retratos de hombres en la Galería de Arte Posada del Corregidor con la muestra “Zumbido”. Se trataba de hombres que conoció en Chile y con quienes tuvo una relación íntima.

“Estas relaciones podrían haber terminado a la mañana siguiente, pero estos retratos han hecho que mi intimidad sea sagrada”, dice sobre esas obras y agrega:“No solo pinto amantes, aunque ellos han influenciado mi trabajo, ya que ha sido una gran parte de mi vida como un joven queer”.

Según explica, bajo su mirada “la pintura es tan abierta y puede ser cualquier cosa, por lo que ninguno de nosotros tiene razón. Tampoco necesitas un título de arte para participar, solo debes mirar”. “Una de mis cosas favoritas sobre mi proceso creativo específicamente es cuánto no ve el espectador, porque desarrollo cuatro pinturas que se editan en una pintura como objeto final. Hay tanto que se oculta debajo de la superficie y la única manera de ver lo que se oculta debajo de esas capas es desarmar mi trabajo y destruirlo por completo”, dice.  

La técnica de Tully es tejer tiras de pinturas. “Cada pintura comienza con una superficie, por lo menos cuatro veces más grande que el producto final. Esta superficie puede ser un gran lienzo sin estirar o una bandera de algodón. Sobre ella pinto. Luego dicha superficie en tiras, y las extiendo de forma vertical y horizontal, hasta construir (o reconstruir) la pintura. Cada tira es aplicada una sobre la otra, como una pirámide, desde la más gruesa a la más delgada. Las tiras envuelven el soporte y son aseguradas en el bastidor”, explica sobre su forma de trabajo. El resultado es una “pintura objeto”.

Adicionalmente, este artista visual también ha incursionado en la escritura desde muy joven. Comenzó a publicar a los 16 años en una revista nacional LGBT de Estados Unidos llamada The Advocate, donde reflexionaba en torno a su experiencia como adolescente gay en una zona rural de Virginia y al interior de la escuela católica a la que asistía. En Chicago, más adelante, comenzó a escribir para Windy City Times, donde habló desde cine hasta VIH.

“Hace poco me encontré con una vieja columna mía en The Advocate, donde mi yo adolescente estaba bastante harto de la gran muestra de sexo y sexualidad en los eventos de Pride, lo cual es gracioso, ya que este año hablaba en público sobre mi propia relación intima con los hombres en mi exposición Zumbido”, dice.

Sobre lo mismo agrega: “No veo cara a cara con la persona que una vez fui. Mi pensamiento realmente ha crecido y evolucionado desde que era un niño y sería interesante mirar hacia atrás y discutir cómo he cambiado y lo que eso puede implicar para los tiempos en que vivimos hoy y la persona en que me he convertido, y la persona que soy devenir”.

¿Quieres conocer más del trabajo de Tully Satre? ¡Te invitamos a la inauguración de su vitrina hoy en el subterráneo de la galería a las 19:00 hrs! 

Tal vez te interese leer