Drugstore Galería comercial | WOODERFUL LIFE: SONIDO, DISEÑO Y NOSTALGIA EN UNA CAJITA MUSICAL Tiendas Exclusivas en Providencia

Blog

6 diciembre, 2018

WOODERFUL LIFE: SONIDO, DISEÑO Y NOSTALGIA EN UNA CAJITA MUSICAL

  • Comparte en tus redes

“Transmitir emociones” es el mensaje que busca entregar en cada producto esta tienda de Drugstore, con una serie de 60 objetos coleccionables que todos querrán tener. Incluso, cada persona puede diseñar el suyo.

El despegue fue en septiembre de 2016. Cuatro socios -Patricia Corrales, Johny Shats, Cristina Lozano y Daniel Maretto, todos de países distintos- llevaban algún tiempo con una pequeña tienda boutique de audio y diseño en la galería Dos Providencias que llamaron Divoom Store, utilizando el nombre de la franquicia de los productos que estaban importando a Chile.

Su objetivo era que los clientes tuvieran una experiencia confortable y placentera con la música, en un ambiente cálido, donde pudieran disfrutar de un sonido de alta calidad, utilizando los productos de audio portátil que vendían. En seis meses tuvieron resultados más que positivos y decidieron instalarse en donde siempre habían querido: Drugstore.

También introdujeron el programa DIY (“Do It Yourself” o “Hazlo tú mismo), parte de la franquicia de la marca que consiste en un taller presencial donde las personas pueden armar sus propios proyectos Wooderful Life, eligiendo los componentes, figuritas y melodías, y con la guía de los monitores de la tienda. Fue el primero de todo Latinoamérica, inaugurado casi al mismo tiempo que Australia y Turquía.

Gracias al éxito de la marca y sus productos, desde este año comenzarán a llamarse W&M – Wood And Music. “Los productos son de maderas extraídas de bosques con certificación de manejo sustentable, principalmente en Canadá y Nueva Zelanda, mientras que el armado y la pintura son hechas a mano con tintas naturales y con joyería de alta calidad. Lo único ‘industrial’ es el corte de piezas que se hace con máquinas láser”, señala Patricia.

Los clientes se han mostrado muy satisfechos con sus compras, transmitiéndoles a sus dueños varias historias conmovedoras. Una de ellas fue de un hombre que fue a comprar una cajita para proponerle matrimonio a su novia. Incluso llevó el anillo para practicar el momento de la sorpresa.

 

En otra oportunidad, una joven le contaba a su esposo que su papá iba a cumplir 80 años y que era sobreviviente de un campo de concentración en Europa tras las II Guerra Mundial. Siendo niño, siempre se acordaba cuando fue liberado y se pudo reunir con su madre en París y juntos dieron la vuelta a la Torre Eiffel en un taxi. El marido le mostró una cajita musical que exactamente muestra una historia similar: era el regalo perfecto.

“Cada regalo es un mundo y una experiencia súper personal, porque un objeto hecho con tanta dedicación puede abrir un caudal de emociones. Supongo que es como lo que sentíamos cuando niños al esperar al Viejo Pascuero, en que más que el regalo en sí, lo que nos emocionaba era vivir esa magia de poder ver a ese personaje místico que por alguna razón le importaba cumplir nuestras expectativas y deseos. El momento y emoción, ya era un regalo. Y ahora que lo pienso, creo que es inimaginable la cantidad de emociones y momentos que puede evocar una cajita musical”, concluye Patricia.

¡Conoce todas estas cajitas musicales en la tienda Divoom de Drugstore! 

Tal vez te interese leer